Papeles de Panama, quien los filtró

Como responsable de unidades de varias áreas de tecnología me ha tocado lidiar en varias oportunidades con situaciones de seguridad, desde discos duros formateados a ataques de un paquete de virus, filtraciones de información sensible y otros que tal vez no detecté.

Como sub-producto de resolver esas situaciones me tocó en la mayoría de las oportunidades buscasr y descubrir el origen humano de estas situaciones y siempre que logré descubrirlo la conlusión fué la misma: empleados descontentos, resentidos y llenos de rabia, los que fueron despedidos. Coincidentalmente creo que en las empresas con peor ambiente laboral es donde más me ha tocado vivir esas experiencias.

Una de mis principales motivaciones laborales es aportar a mejorar el ambiente laboral, hacer la labor mía y de mis colaboradores lo más agradale posible pero no siempre el entorno aporta en ese sentido.

Si a lo que expongo en los primeros parrafos sumamos que las estadísticas indican que un 90% de los ataques informáticos provienen desde el interior de las empresas, el origen más probable de la filtración de los Panama Papers es por un empleado que llegó y traspasó sus propios límites de sentido común.

La pregunta obvia es que hace que un profesional realice el más duro y profundo sabotaje en la empresa que le da el sustento a su familia?

La respuesta siempre me ha resultado obvia, pero por alguna razón ha sido esquiva de entender  y/o asumir por gran parte de los empresarios y se trata de la felicidad de los empleados, que dentro de una empresa se resume en dos aspectos: clima laboral y sueldo adecuado.

Especial atención merece el personal de Sistemas, ya que la carga de trabajo en esta área suele ser muy exigente en horas hombre, poco comprendida y para colmo de males, mal pagado en Sudamerica en comparación al primer mundo. Sumado a esto, el personal de tecnología es el único capaz de acceder a toda la información dentro de una empresa.

panama-papers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *